COSTA RICA CELEBRA EL LANZAMIENTO DEL PARTENARIADO DE LAS AMÉRICAS PARA LA PROSPERIDAD ECONÓMICA

Costa Rica da la bienvenida a la iniciativa lanzada por el Presidente de los Estados Unidos de América, Sr. Joseph Biden Jr., de establecer un marco de cooperación para abordar los múltiples retos económicos que enfrentan los países de las Américas, así como para desarrollar mejores oportunidades de crecimiento sostenible, amplio y compartido.

La iniciativa fue lanzada por el Presidente Biden en el marco de la IX Cumbre de las Américas, que se está lleva a cabo en Los Ángeles, California, del 6 al 10 de junio de 2022.

El Partenariado de las Américas para la Prosperidad Económica, como se ha denominado la iniciativa, propone construir sobre marcos existentes bilaterales y sub-regionales sobre tres temas transversales, a saber: el crecimiento económico por medio de políticas fiscales y laborales inclusivas, con miras a la disminución de brechas de inequidad social; el impulso de herramientas de innovación en todos los sectores y ámbitos; así como el abordaje de la crisis climática por medio, entre otros, de una mayor inversión público-privada.

Con miras a alcanzar estas metas establecidas, se espera avanzar compromisos para revigorar las instituciones financieras regionales con el fin de que los países, en particular los de renta media y renta media alta, tengan acceso a financiamiento concesional con un papel particular en este tema de los bancos de desarrollo regionales. Se desea incentivar asimismo la innovación en la administración pública, el establecimiento de cadenas de valor resilientes  y avanzar iniciativas concretas en descarbonización, la protección de la biodiversidad y la generación  de empleos en energías limpias, que asegure una transición verde al sector laboral de los países; todo esto por medio de cooperación y apoyo financiero para infraestructura de calidad. 

Costa Rica comulga con los objetivos de esta importante iniciativa, que será un importante habilitador para abordar los múltiples desafíos que enfrentamos los países del hemisferio como son la desigualdad, la pobreza, la creciente inseguridad y la corrupción; retos comunes que no observan fronteras y que, por tanto, para su abordaje efectivo, se requiere de la suma de voluntades y acciones.