Entre el 28 de octubre y el 03 de noviembre el sitio web de la Presidencia de la República estará recibiendo mantenimiento, por lo que se podrían presentar interrupciones en el servicio. Ofrecemos las disculpas por cualquier inconveniente que este mantenimiento pueda causar.

Con Eco-bosque de 4.000 árboles, Costa Rica y Unión Europea celebran Bicentenario de la Independencia

  • En terrenos del Colegio Técnico Profesional de Santa Rosa de Pocosol, San Carlos, este viernes inició la siembra de los primeros árboles donados por la Unión Europea.
  • Eco-bosque de la Amistad Unión Europea-Costa Rica se enmarca en la iniciativa Huella del Futuro, cuyo objetivo es sembrar 200.000 árboles para reforestar la zona norte del país y combatir los efectos negativos del cambio climático.

Santa Rosa de Pocosol. En celebración del Bicentenario de la Independencia, este viernes inició la siembra de los primeros 4.000 árboles donados por la Unión Europea con una inversión de $60 mil, para lo que será el primer Eco-Bosque de la Amistad Unión Europea y Costa Rica.

La actividad se realizó en el Colegio Técnico Profesional de Santa Rosa de Pocosol, en San Carlos, en cuyas cuatro hectáreas se levantará el bosque, el cual se convertirá en un laboratorio para los estudiantes, tanto en el proceso de siembra como de mantenimiento por los próximos cinco años.

El proyecto de reforestación se enmarca en el programa la “Huella del Futuro”, creado en el marco de las celebraciones del Bicentenario y cuyo objetivo es sembrar 200.000 árboles en la zona norte del país para contribuir a aumentar la cobertura forestal a un 60% en el año 2030 y así combatir los efectos negativos del cambio climático.

La siembra simbólica de los primeros árboles del Eco-Bosque de la Amistad entre la Unión Europea y Costa Rica se realizó con la participación de la presidenta en ejercicio, Epsy Campbell; el director de FONAFIFO, Jorge Mario Rodríguez; la embajadora y jefa de la Delegación de la Unión Europea en Costa Rica, Antonia Calvo; y la embajadora de Alemania, Martina Nibbeling-Wriessnig. Asimismo, estuvieron el alcalde de San Carlos, Alfredo Córdoba; el director del CTP Santa Rosa, Abraham Barboza y el estudiante Tailor Pérez.

“Este Eco-Bosque en el Colegio Técnico Profesional de Santa Rosa de Pocosol no solo le da trabajo a quienes participan, sino que permite a las y los estudiantes aprender en un aula viva en estas maravillosas instalaciones”, resaltó Campbell, impulsora de la iniciativa Huella del Futuro y coordinadora política de la Región Huetar Norte.

Para Andrea Meza, ministra de Ambiente y Energía, estos esfuerzos de conservación han logrado preservar nuestros ecosistemas, al tiempo que le proveen sustento a la ciudadanía. “Incentivos como estos impulsan la participación de actores claves en la reducción de emisiones y acciones institucionales para atender los principales factores que afectan la deforestación y la degradación de bosques”, dijo.

“Con este Eco-Bosque reafirmamos las metas comunes que compartimos la Unión Europea y Costa Rica en torno a una mayor ambición climática y una reactivación económica verde. Su ubicación en el Colegio Técnico de Santa Rosa de Pocosol también refleja el compromiso de trabajar junto con las futuras generaciones para proteger y restaurar nuestro planeta”, señaló María Antonia Calvo, embajadora de la Unión Europea en Costa Rica. 

Características. El Eco-Bosque de la Amistad Unión Europea y Costa Rica cuenta con un diseño circular propuesto por la Fundación Banco Ambiental, basado en el algoritmo de Nelder, el cual establece un círculo bajo siembra aleatoria. En sus circunferencias, se plantarán especies forestales nativas de importancia cultural, ambiental, algunas de ellas en peligro de extinción.

Todas las especies sembradas ofrecen biodiversidad y resiliencia al ecosistema, brindando a su vez un valor educativo, permitiendo a los estudiantes contar con un aprendizaje práctico. 

Además, generará beneficios ambientales y sociales para la población, pues supone un área verde para recreación, así como la restauración de paisajes degradados y la reducción de la vulnerabilidad del cambio climático mediante la reparación del suministro de servicios ecosistémicos locales (agua, carbono, control de la erosión entre otros). 

Sobre Huella del Futuro. Esta iniciativa, creada en el marco de la celebración del Bicentenario de la Independencia de Costa Rica, tiene por objetivo agrupar socios de diversos ámbitos con miras a reverdecer la Zona Norte de Costa Rica, mediante la siembra de 200 000 árboles endémicos, florales, frutales y maderables. 

El proyecto pretende contribuir a aumentar la cobertura forestal a un 60% para el año 2030, así como combatir los efectos negativos del cambio climático.

El proyecto fue gestado entre el Gobierno de Costa Rica, liderado por la Primera Vicepresidencia de la República, el MINAE, FONAFIFO, la Iniciativa Finanzas para la Biodiversidad (BIOFIN) del PNUD y es implementado por la Fundación Banco Ambiental en alianza con gobiernos municipales, sociedad civil y aliados estratégicos como la Unión Europea y el Gobierno Federal Alemán, en coordinación con la Comisión Centroamericana de Ambiente y Desarrollo (CCAD), que han sido de los primeros socios en sumarse al proyecto con un aporte de más de 130 mil árboles.

Este programa, además de velar por el mantenimiento de las especies durante cinco años, establece un mapa consultable en línea (www.huelladelfuturo.cr), donde es posible visualizar el lugar donde ha sido sembrado cada árbol y otras informaciones. 

Según datos de Huella del Futuro, además de la reforestación, este proyecto contribuirá a la generación de 14.000 jornales verdes, lo cual dinamizará la economía de la zona, una de las más afectadas producto de la pandemia por COVID-19.

Invitamos a todas las personas, empresas, organizaciones que quieran ser parte del proyecto a ingresar a la página web www.huelladelfuturo.cr