Entre el 28 de octubre y el 03 de noviembre el sitio web de la Presidencia de la República estará recibiendo mantenimiento, por lo que se podrían presentar interrupciones en el servicio. Ofrecemos las disculpas por cualquier inconveniente que este mantenimiento pueda causar.

Presidente Alvarado visita el pequeño centro educativo que decidió ser diferente

Se trata de la Escuela Chimirol en Rivas de Pérez Zeledón, ganadora por segundo año consecutivo de la Certificación de Carbono Neutralidad.

 

Escolares y docentes contaron al mandatario y a su comitiva las acciones que implementaron para lograr reducir la huella. Entre ellas, la colocación de paneles solares y un sistema de recolección de lluvia.

    La Escuela Chirimol ubicada en la comunidad de Rivas, ubicada a 17 kilómetros de San Isidro del General, recibió este año por segunda vez consecutiva el certificado que la acredita como el único centro educativo público carbono neutral del país. El reconocimiento -otorgado por la Dirección de Cambio Climático del Ministerio de Ambiente y Energía- fue entregado este sábado a estudiantes y docentes en presencia del presidente de la República, Carlos Alvarado en el marco de la gira territorial que realiza por el cantón. “Este pequeño centro educativo decidió ser diferente. Solo poniendo de nuestra parte como lo hizo la Escuela Chirimol, podremos ser un país ejemplar. Ese es el camino que Costa Rica debe seguir”, manifestó emocionado el mandatario. En 2017, las autoridades educativas de la institución realizaron las gestiones para medir sus niveles de contaminación a través de estudios financiados por la Sociedad de Seguros del Magisterio y la organización Green Cloud. Los resultados arrojaron que generaban cinco toneladas de dióxido de carbono por año. De esa manera, los 90 estudiantes, 10 docentes y decenas de padres de familia de la Escuela de Chimirol se propusieron ser la primera institución educativa del país certificada como carbono neutral, objetivo que lograron el año anterior. Escolares y personal contaron  al mandatario y a su comitiva las acciones que emprendieron. Para reducir la contaminación se fijaron reglas como apagar las luces en aulas, oficinas y desconectar por completo los equipos electrónicos que no están en uso, entre otras cosas. Con ello, consiguieron disminuir tonelada y media de dióxido de carbono y el resto de la huella la compensan por medio de un bosque certificado por medio de la Fondo Nacional de Financiamiento Forestal (Fonafifo). Todo ese proceso tiene un costo por año de ₵2,5 millones, los cuales fueron financiados por Sociedad de Seguros del Magisterio y Green Cloud. “Gracias a un esfuerzo de la comunidad, colocamos paneles solares en todas las aulas, sistemas de recolección de lluvias para suministrar agua a los servicios sanitarios, convertimos los desechos del comedor escolar en abono orgánico, amueblamos las aulas con llantas y cajas de refrescos y crearon el Bosque de los Famosos, un espacio donde siembran árboles personas conocidas”, relató Rafael Jiménez Bonilla, director de la Escuela de Chimirol. Édgar Mora Altamirano, Ministro de Educación Pública, felicitó a la institución y reiteró el apoyo del Ministerio de Educación Pública (MEP) a ese tipo de iniciativas. “Esta Escuela es un ejemplo para el resto del país, su amor y dedicación para conservar el ambiente debe ser imitado en todos los rincones del país”, declaró el jerarca del MEP. [embed]https://www.youtube.com/watch?v=V_J2FqKQ_RQ&feature=youtu.be[/embed]]]>