Se trata del canal oeste, red primaria y la presa de río Piedras. 

Una vez concluido, este proyecto llevará agua para consumo humano a medio millón de personas de Carrillo, Santa Cruz y Nicoya.

 

18.800 hectáreas agro productivas serán adaptadas al cambio climático.

Acuíferos costeros podrían descansar y recuperarse, al sustituir el uso de aguas subterráneas por aguas superficiales.

    El Servicio Nacional de Aguas Subterráneas, Riego y Avenamiento (SENARA), presentó este martes el diseño de la Presa Río Piedras, el Canal Oeste y la Red de conducción Primaria del proyecto Paacume, el cual una vez concluido llevará agua de consumo humano a medio millón de habitantes de los cantones de Carrillo, Santa Cruz y Nicoya. Mediante una presentación pública en el sitio de la Presa Miguel Pablo Dengo, representantes del SENARA explicaron, además, el estado en el que se encuentra el proyecto y los impactos positivos que tendrá. Los 55 kilómetros de Canal Oeste y la Red Primaria fueron diseñadas por el Servicio Nacional de Aguas Subterráneas, Riego y Avenamiento (Senara), mientras que la Presa Río Piedras, el Vertedor y la Casa de Máquinas fueron diseñadas por el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE). En la actividad, estuvieron presentes, entre otros, el presidente de la República, Carlos Alvarado, los ministros de Ambiente, Carlos Manuel Rodríguez, y de Agricultura, Renato Alvarado, la presidenta ejecutiva de Acueductos y Alcantarillados, Yamileth Astorga, así como personal de SENARA y representantes del gobierno local. Según la gerente del Senara Patricia Quirós, una vez concluidas las obras, medio millón de personas en la margen derecha del río Tempisque contarían con agua para consumo humano, proyectando un crecimiento a 50 años. Además, 18.800 contarán con agua para riego durante los 12 meses del año, aún en periodo de sequía, y los acuíferos costeros podrán recuperarse, impulsando una sustitución de usos por aguas superficiales. Unos 700 productores agropecuarios verán sus fincas adaptadas al cambio climático y la Presa río Piedras generaría energía eléctrica para abastecer unas 10.000 viviendas.  El proyecto impulsa sustitución de usos de agua subterránea por agua superficial, permitiendo a los acuíferos costeros descansar y recuperarse y promueve la sostenibilidad de los ecosistemas en el área del proyecto por la permanencia de agua.  Contempla, asimismo, un plan de desarrollo, sugiriendo encadenamientos que mejoren los procesos de producción, comercialización y beneficio socioeconómico a la Región.   Diseños de obras:
  1. La Presa Río Piedras: será de tipo enrocamiento con cara de concreto en el lado interno del embalse, una altura máxima de 40 metros. Estará a 53,5 metros sobre el nivel del mar. La cresta tendrá una longitud de 485 metros.
Construirla tendrá un costo de $142.5 millones, permitiendo inundar 850 hectáreas que estarían como reserva para ofrecer condiciones seguras de abastecimiento de agua a los cantones de Carrillo, Santa Cruz y Nicoya, durante los doce meses del año.
  1. El Canal Oeste: tendrá un ancho que varía entre los 16 y 20 metros, y una longitud de 55 kilómetros, desde el río Piedras hasta la intersección de la ruta 21, en Palmira (margen derecha del río Tempisque), trasladando 20 metros cúbicos por segundo.
  2. La red de distribución: en total tendrá 350 kilómetros de longitud, entre canales primarios, secundarios y terciarios.
Paralelamente a la concreción de este proyecto, se desarrolla el Programa Integral de Abastecimiento del Agua para Guanacaste (PIAAG) que integra proyectos y acciones para asegurar el aprovechamiento óptimo del recurso hídrico en el Pacífico Norte y satisfacer las demandas de agua de las comunidades y actividades productivas. Para ello, se contabiliza una inversión de ¢400 mil millones, parte de la cual ya se ha ejecutado. ]]>