Entre el 28 de octubre y el 03 de noviembre el sitio web de la Presidencia de la República estará recibiendo mantenimiento, por lo que se podrían presentar interrupciones en el servicio. Ofrecemos las disculpas por cualquier inconveniente que este mantenimiento pueda causar.

Atención de personas habitantes de calle se aplica mediante política pública y acciones articuladas

  • 59 organizaciones de bienestar social han atendido 6.931 personas.
  • 5.914 personas fueron atendidas por 24 dispositivos de bajo umbral.
  • 1.017 personas en situación de calle fueron atendidas por los 39 centros acreditados por el Instituto de Alcoholismo y Farmacodependencia (IAFA).
  • Participan en las redes instituciones de gobierno, municipalidades y organizaciones no gubernamentales.
  • IMAS gestiona la entrega de 519 espumas, 811 cobijas y 254 diarios de alimentos.
  •   6 de enero de 2018. Ante la afectación del frente frío número 9, el pasado jueves 4 de enero, se reactivó la Comisión de Atención al Indigente del Cantón Central de San José (COMAICSJ), con el fin de asistir a los habitantes de calle con alimentación, baño, cobijas, ropa, y otros servicios; asimismo, se determinó extender los horarios de ingreso de los diferentes albergues existentes. Por su parte, el Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS), solicitó a las redes cantones del país la activación de los protocolos de emergencia y articular con los Comités Locales de Emergencias, para así canalizar las necesidades de las zonas y hacer entrega de una forma más expedita los suministros que requieren por medio de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE). Las zonas que han solicitado suministros de cobijas, espumas y diarios son Limón, Turrialba, Tibás, Curridabat y Desamparados. En total, junto a las solicitudes realizadas por la COMAICSJ, se ha solicitado a la CNE 519 espumas, 811 cobijas y 254 diarios de alimentos. El cantón central de San José, cuenta con diferentes albergues y un centro dormitorio, carpas de atención a cargo de Organizaciones de Bienestar Social, que atienden cerca de 1.439 habitantes de calle reportados en el Sistema de Información de la Población Objetivo (SIPO) que lleva el IMAS; este modelo se ha venido replicando en otros cantones, en las nuevas redes que se están integrando en el país, como parte de la promulgación de la Política Nacional de Atención Integral para Personas en Situación de Calle 2016 – 2026, la cual cuenta con un año y medio de implementación y que a diciembre del 2017 se habían atendido cerca de 6.931 personas en situación de calle. Acciones de atención para personas en Situación de Calle Con el fin de atender a las personas en situación de calle, la Vicepresidenta de la República y el Ministerio de Desarrollo Humano e Inclusión Social, articulan el trabajo entre instituciones gubernamentales, no gubernamentales y gobiernos locales, para prevenir, atender y restituir los derechos de las personas en situación de calle, esto por medio de una plan de acción con tres ejes: prevención, fortalecimiento institucional y protección de derechos. Al corte de diciembre del 2017 se habían atendido cerca de 6.931 personas en situación de calle, esto mediante 59 organizaciones de Bienestar Social: 5.914 fueron atendidas por medio de dispositivos de Bajo Umbral, de estas 2.608 fueron incluidas mediante la Ficha para personas institucionalizadas en situación de calle del IMAS (FISI). Las restantes 1.017 personas en situación de calle fueron atendidas por los 39 centros acreditados por el Instituto de Alcoholismo y Farmacodependencia (IAFA), durante 2016 y 2017. La Política Nacional de Atención Integral para Personas en Situación de Calle tiene una visión nacional con una gestión local, por lo que uno de sus objetivos principales es el desarrollo redes de atención para habitantes de calle locales, lideradas por las municipalidades. El IMAS capacita a los gobiernos locales en esta tarea para que en adelante ellos mismos coordinen de manera ordenada y eficaz con las instituciones del Estado, las organizaciones sociales y los grupos de voluntariado. Como segunda acción importante, en febrero del 2017 el IAFA presentó el Modelo de Reducción de Daños, el cual establece un “Conjunto de estrategias e intervenciones integrales con enfoque de derechos humanos, dirigidas a la disminución de riesgos y consecuencias adversas del consumo de sustancias psicoactivas para mejorar la calidad de vida de diferentes grupos poblacionales, de acuerdo a su realidad y necesidades”. (RENAREDA. 2015).

    En este marco de acción se establece que cada localidad debe construir sus propios servicios de atención, adecuados a las necesidades de sus habitantes, mediante estudios de demanda del servicio, que posteriormente identifican el tipo de servicios que deben implementarse, por ejemplo, carpa, centro de escucha, centro de convivencia, albergue, centro dormitorio, entre otros. Luego, el Estado mediante IMAS, IAFA, Gobiernos Locales y otras instituciones del Estado, aportan recursos económicos para el logro de estos objetivos.

    ]]>