Hasta 100% reducción en gastos de formalización para bono de vivienda

  • La propuesta aprobada para reducir los gastos de formalización beneficiará inmediatamente los primeros 582 casos
  •  

    En beneficio de las familias con más limitaciones económicas, el Ministerio de Vivienda y Asentamientos Humanos en conjunto con el Banco Hipotecario de la Vivienda, tomaron el acuerdo de reducir los gastos de formalización del bono de vivienda.

    A partir de ahora, las familias que gestionan sus casos en proyectos de vivienda no tendrán que pagar el 100% de los gastos de formalización, cuyo financiamiento incluye las obras de urbanización (calles, alcantarillados, aceras, áreas verdes y comunales).

    La iniciativa aprobada por la Junta Directiva este jueves 5 de marzo, beneficiará de forma inmediata a 582 familias de 5 proyectos en modalidad S-001, que podrán cancelar gastos de formalización que correspondan a su condición socioeconómica.

    “Se han detectado casos en que, con independencia del plazo con que cuenten las familias para ahorrar el monto de los gastos de formalización, sus condiciones de pobreza extrema no les permiten cumplir con el 100% del gasto requerido; situación que compromete su postulación al proyecto, creándose un factor de exclusión para las familias que precisamente, necesitan con mayor urgencia una solución habitacional”, afirmó la Viceministra de Vivienda y Asentamientos Humanos, Ana Cristina Trejos Murillo.

    El nuevo esquema aprobado establece un mismo porcentaje de pago de los gastos de formalización para todas las familias que reciban el bono familiar de vivienda, de acuerdo con su condición socioeconómica, sin importar la modalidad de tramitación del proyecto:

    Calificación de la Familia Financiamiento BANHVI Financiamiento
    Pobreza Extrema 90% 10%
    Pobreza 70% 30%
    No pobreza 50% 50%

    La aprobación de Junta Directiva del Banco Hipotecario de la Vivienda, beneficiará a familias de proyectos próximos a ser formalizados, tales como El Porvenir en Batán de Matina (230 familias), El Rótulo en Cariari de Pococí (131 familias), La Flor en Liberia (108 familias), La Viga en Grecia (65 familias) y Valle del Sol en Tierra Blanca de Cartago (48 familias); que han manifestado su preocupación e incluso su imposibilidad, para cubrir los montos correspondientes al 100% de los gastos.

    “La riqueza de esta modificación es que se basa en poner a las familias como criterio central, su condición socioeconómica y por ende su capacidad de pago. Al tiempo que regresa a un trato igualitario a las familias de proyectos en la modalidad S-001. Le permite al sistema romper con el asistencialismo, al promover un aporte de todas las familias que reciben el bono familiar de vivienda, sin importar la modalidad de tramitación”, afirmó la Viceministra Trejos.

    Los gastos que incluyen escritura ante abogado para la entrega formal de la vivienda y el título de propiedad a las familias, dependen del valor de la solución habitacional y generalmente rondan entre los ¢400 mil y los ¢600 mil, montos que ahora las familias se ahorrarán en gran parte.

    Detalle de Proyectos donde se verán beneficiadas 582 familias

    •  El Porvenir: El mayor proyecto habitacional de la provincia de Limón en los últimos cinco años, se construye en Batán, para dar respuesta a las necesidades habitacionales de 230 familias del cantón de Matina.
    • El Rótulo: Atención a 131 familias que viven en condición de tugurio en Pococí.
    • La Viga: 65 viviendas para familias de extrema necesidad del cantón de Grecia.
    • La Flor: Atención a 108 familias del cantón de Liberia.
    • Valle del Sol: Solución habitacional para 48 familias de agricultores de Tierra Blanca de Cartago.


    SECTOR VIVIENDA HA INVERTIDO ¢28 MIL MILLONES AL MES DE AGOSTO 2014

    • Construcción de casas y obras de infraestructura en todo el país.
    • Es erróneo indicar que hay ¢117 mil millones sin utilizar. Esos fondos están comprometidos en proyectos.
    • En La Carpio ya se aprobó el bono colectivo para el alcantarillado sanitario y pluvial por más de ¢2 mil millones.

    San José, 27 de agosto, 2014. Con una inversión superior a los ¢28.000 millones, el Sistema Financiero Nacional para la Vivienda está apoyando a las familias en su acceso a vivienda y generando nuevas obras de infraestructura en todo el país. Este trabajo se realiza bajo la rectoría del Ministerio de Vivienda y Asentamientos Humanos y el trabajo conjunto con el BANHVI, el INVU y la CNE.

    Del 8 de mayo al 26 de agosto de 2014 se otorgaron 2.804 bonos, para una inversión superior a los ¢20.000 millones, de los cuales ¢345 millones corresponden solo a territorios indígenas. Con el bono comunal, que permite construir parques, plantas de tratamiento de aguas residuales, alcantarillado pluvial y sanitario, calles, aceras, señalización de vías, entre otros, se beneficiará a 8.219 familias, para una inversión de ¢7.175 millones.

    Se ha indicado que hay ¢117 mil millones de colones sin utilizar; esta aseveración es errónea dado que ese dinero se encuentra comprometido casi en su totalidad. La excepción son ¢3.500 millones de bono comunal y ¢22.500 millones para atender los daños producidos por la Tormenta Tomas. El dinero es un remanente de las dos anteriores administraciones.

    Con el objetivo de brindarle atención inmediata a diferentes asentamientos humanos informales, la nueva administración lidera comisiones interinstitucionales y procesos de coordinación para dar respuesta a proyectos ubicados en La Carpio, La Uruca; Triángulo Solidario; Guararí, Heredia; Finca Boschini, Alajuelita; Limón 2000, Limón y Santa Marta, Esparza.

    El Ministro de Vivienda y Asentamientos Humanos, Rosendo Pujol, fue claro en señalar que “este Ministerio está enfocado en apoyar a las poblaciones más vulnerables, a la clase media del país y siempre estará abierto al diálogo”.

    La atención inmediata es una de las acciones hechas. La Viceministra de Vivienda, Ana Cristina Trejos, ha recibido a 57 comunidades de todo el país en estos primeros meses de gestión. De ellas, 51 se encuentran con procesos de gestión técnica, político-administrativa y acompañamiento social.

    El MIVAH, como parte de su política de vivienda dará muy pronto lineamientos que mejoren los proyectos habitacionales financiados por el sistema, tales como: evitar zonas vulnerables a amenazas naturales o antrópicas, evitar dañar bienes ambientales valiosos, promover la cercanía a poblados o ciudades, diseño de sitio adecuado y suficientes áreas verdes y recreativas.

    Respuestas a la clase media

    Respecto a la clase media se sigue trabajando con el bono diferido que permite a las familias ayudarse con la cuota del crédito y ya se entregaron los primeros bonos de segundo piso.

    El INVU, a partir de la modernización del sistema de ahorro y préstamo e impulso de nuevos productos financieros, realizará para la clase media costarricense, dos proyectos piloto, en fincas del INVU, con el objetivo de ampliar el servicio y la cobertura del Sistema de Ahorro y Préstamo.

    Entre las características de los proyectos están: desarrollo del concepto de ciudad compacta, propuesta vertical de solución de vivienda (igual o superior a cuatro niveles), actividades comerciales y de servicios en los primeros niveles, unidades habitacionales en primer nivel para personas con limitaciones físicas y espacios públicos accesibles a la población de diferentes edades, tanto para  la comunidad como para cualquier usuario.

    Agenda legislativa

    El MIVAH solicitó al Poder Ejecutivo convocar el proyecto de ley N° 8957 “Adición de un inciso D) al artículo 2) de la ley 8957 del 17 de junio del 2011 Creación del Bono Familiar en Primera y Segunda Edificación”. Dicha adición se constituye en una manera muy acertada de llenar un vacío normativo, pues autoriza el otorgamiento de subsidios del bono a grupos familiares en terrenos de su propiedad, que por imposibilidad natural y/o jurídica, no han podido ser segregados e inscritos de manera individualizada.

    El trabajo realizado en estos meses de gobierno, ha permitido desentrabar proyectos que tenían años en espera por parte de las familias, por lo que las autoridades de vivienda consideran injustificada la manifestación anunciada por algunos grupos organizados.

    Lo  que se está haciendo

    La Carpio: con la ayuda del Viceministerio de Justicia y Paz y la Defensoría de los Habitantes, instituciones y comunidad trazaron una agenda de prioridades que ha permitido retomar la reconstrucción de la escuela, la construcción de un colegio técnico profesional y la aprobación de un bono colectivo para el alcantarillado sanitario y pluvial por parte de la junta directiva del BANHVI. Este espacio de coordinación permite que AyA colabore con mejoras del acueducto y el IMAS impulse con fuerza proceso de titulación.

    Triángulo Solidario: se atenderá de manera inmediata a 191 familias que deben ser reubicadas en una primera fase. Estas familias optarán por diferentes soluciones de viviendas construidas que se encuentran en el GAM y fuera de ella. Posteriormente las demás familias serán atendidas en conjuntos habitacionales de baja altura, mediana densidad, cuyos términos de referencia saldrán a concurso público en octubre, en coordinación con la Dirección Ejecutiva del Colegio de Arquitectos.

    Guararí: Se retomó proceso de colaboración y se están realizando serie de acciones técnicas para definir el tipo de intervenciones prioritarias en dicha comunidad y zonas aledañas.

    Alajuelita Finca Boschini: el INVU en coordinación con la Escuela Centroamericana de Geología de la Universidad de Costa Rica están  desarrollando estudios de potencial de deslizamientos en la finca seleccionada, con el fin de definir si es posible realizar un proyecto habitacional en el lugar. Paralelamente se buscan alternativas para la satisfacción de las necesidades de vivienda de los habitantes del cantón de Alajuelita.

    Limón 2.000: el MIVAH lidera un proceso de coordinación con el IMAS, el BANHVI, Ministerio de Salud y MUCAP proceden con la construcción de planta de tratamiento. Este proceso se coordinó la reubicación de varias familias que se encontraban en el terreno destinado a la planta de tratamiento.

    Santa Marta en Esparza: después de dos años de espera, el 25 de agosto las primeras 51 familias ocuparán sus viviendas por medio de la figura del comodato, autorizada por el BANHVI. el AyA brinda agua potable al proyecto. Las restantes 287 viviendas se entregarán bajo este mismo mecanismo en un lapso de dos meses. Paralelamente el MIVAH trabaja con el INVU y el BANHVI en encontrar una solución para el fraccionamiento y titulación de los terrenos, a efectos de que estas familias obtengan su título de propiedad.

    ]]>